Céntrate

A veces, pensamos que cuanta mayor sea la masa de gente que vea nuestros comentarios o promociones mayor y mejor será el resultado que vamos a obtener. Y debemos distinguir entre popularidad y efectividad, pues de nada me sirve alcanzar a 10.000 personas cuando realmente interesadas son 50.

En el centro

En función de los objetivos y de la temática, haremos una criba o selección del público que nos interesa difunda nuestro contenido para posteriormente acercarnos a ellos y tratar de que expongan nuestro mensaje, pero la persona elegida no debe ser cualquiera, es indiferente que posea miles de seguidores si no tiene nada que ver con el objetivo o temática que hemos planteado.

Podemos hacer una similitud con la teoría del Long Tail y no, no me estoy poniendo rollo marketiniano pesado. En vez de acudir a la gran masa de público donde la competencia es voraz, donde necesitamos unas inversiones considerables, tal vez resulte mejor dirigirnos a aquellos nichos o pequeños grupos localizados a lo largo de la “cola” donde encontraremos presciptores con menos seguidores probablemente, pero de una calidad muy por encima del resto, al menos en lo que a nuestra materia se refiere.

Continuamente, hablan de personalización, de hacer el producto a la medida del posible cliente. Así es, esa medida tiene que ser resaltada por el especialista, no por otro especialista famoso que lanzará el mensaje pero no obtendrá respuesta. Volvemos a la base de la comunicación: emisor, mensaje, receptor y feedback.

Por poner un ejemplo, de qué me sirve tratar con un especialista gastrónomo con miles de seguidores en socialmedia cuando el tema es el deporte, más útil conseguir hablar con personas conocedoras de ese deporte a pesar de que tengan menor repercusión social, a buen seguro sus seguidores me interesan mucho más. De qué sirve emplear la plataforma social con más millones de usuarios si “mi gente” no está.

Imagen via My Restlesseye

Imagen via My Restlesseye

Os presento a Marcos, un tipo riojano que tiene un puesto de café en Barcelona llamado Satan’s Coffee. Se ha convertido en un referente del buen café en la ciudad condal y no tiene ni sillas para sentarse, es más, se encuentra dentro de otro negocio. Café para llevar. Si quiero llegar a las personas que aprecian el buen café ya sé a quién dirigirme…

Por tanto, centrémonos en apreciar los valores de la marca, el objetivo que quiere alcanzar y los medios (personas) a los que queremos llegar para que nos ayuden a lanzar el mensaje. Como comentaba Juan Boronat (o al menos eso me parece), cada día los clientes aceptan menos medios para comunicar así que lo mejor es que quitemos lastre y aprovechemos y explotemos los pocos recursos al máximo.

Anuncios

Acerca de Galo

Un tipo con incertidumbres y muchas ganas de conocer.
Esta entrada fue publicada en Estrategia, Marketing, Marketing Digital y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s