“Hablan por sí Solas”…

Una de las muchas estrategias de la publicidad consiste en mostrar las consecuencias derivadas del hacer o no hacer uso de una determianda conducta, ó disfrute de un producto/servicio. Con ello, lo que perseguimos es dejar patente y claro las implicaciones que conllevan acciones o mentalidades relacionadas con una realidad u objeto.

Obviamente, en función del guión, las posibilidades creativas crecen y además varían ya que existen ciertas temáticas que por su naturaleza deben ser expuestas de forma tajante y sin lugar a confusiones. Incluso obviando, aunque sea de manera leve, la brillantez y creatividad por la fuerza del mensaje.

Siempre han existido dos versiones, por una lado el mensaje dulce (el poli bueno) y, por otro lado, el mensaje más amargo y duro (el poli malo). Por lo general, las empresas o instituciones, encargadas en su mayoría de emitir este tipo de contenidos, van combinando estas alternativas influenciados por la situación cultural, social, económica, demográfica, en la que se encuentre la región y público objetivo al que dirigirse. En base a ello, temáticas como el tabaco, cáncer, violencia, tráfico, drogas…, están enfocadas bien defendiendo su NO empleo o abuso mediante imágenes impactantes de las consecuencias, o bien exponiendo de modo sensible y psicológicamente emotivo su NO empleo o abuso con ejemplos positivos y dulces de lo que puede llegar a ser.

La campaña que aparece en el video corresponde a una iniciativa de la Asociación contra el Cáncer de Finlandia (Cancer Society of Finland) que ha llamado poderosamente mi atención por su mezcla de agresividad y sutileza a la hora de exponer los posibles riesgos motivados por la actitud de una protagonista, en este caso mujer embarazada fumadora. Sin necesidad de imágenes desagradables, consigue transmitir la verdadera gravedad de una acción plasmando quién será el sujeto perjudicado, de modo simple, real, lógico y verdadero.

Imagino que el objetivo es dejar en mano del protagonista (nosotros) el diseño futuro de las imágenes, agresivas y desagradables o, por el contrario, sinónimo de felicidad, pero claramente es la persona la que tiene el poder de decidir esos momentos evitando las fatalidades.

Acierto o no acierto, ese dilema siempre estará presente, pero lo que es indudable es que “las imágenes hablan por sí solas”

Por supuesto, el impacto está más que asegurado.

Anuncios

Acerca de Galo

Un tipo con incertidumbres y muchas ganas de conocer.
Esta entrada fue publicada en Actitud, Audiovisual, Marketing, Publicidad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s