Llámame Lola y no Tráfico Directo

Tráfico Directo en Analytics

Hace tiempo que no escribo sobre cosas técnicas o de marketing online. Normalmente, me divierto más dejando al libre albedrío mis pensamientos para plasmar mis “idas de pinza” en este sitio, pero esta vez, tras leer un artículo, he decidido lanzarme a la teoría…

Hoy me voy a poner la gorra del señor Google y voy a ir de enterao para explayarme un poco en lo que el famoso buscador entiende por Tráfico Directo, aquél que Google no sabe con certeza de dónde proviene y que mucha gente asocia a la inclusión de la dirección url de la página en el navegador y, no, esa no es la respuesta, existen múltiples opciones más por las que puede aparecer tráfico directo en un sitio web.

El error asoma cuando la explicación del término se asocia únicamente a escribir la dirección del sitio web www… en el cajón de texto y nos quedamos tan anchos. Como he dicho, existen otras posibilidades, como son las siguientes:

  • teclear la url en el navegador (el usual)
  • la url está inscrita en la carpeta favoritos
  • la firma del email que contiene un enlace a la web
  • documento PDF, Word, Pages que contiene este enlace en el texto
  • historial desplegable del navegador
  • visitas desde navegadores que no sean Google, Yahoo o Bing
  • una visita desde javascript también se considera como tráfico directo
  • redirección 301 de una página a otra
  • el propio usuario ha configurado el navegador para que no tenga en cuenta sus datos de navegación

Como vemos, existen muchas opciones para catalogar una visita como tráfico directo en términos de analítica. Estas y otras opciones son las posibles causas de que se produzcan visitas de las que no sabemos con seguridad su procedencia. Muchas de ellas las conocía, otras las he aprendido gracias a este post, de modo que puedo ofrecer a mis clientes más argumentos de porqué se produce este tipo de dato.

¿Qué quiero decir con esto? Que cuesta muy poco entender y saber cómo se producen determinados elementos del mundo online para poder ofrecer un razonamiento lógico y creíble y no argumentar por argumentar y quedarnos tan panchos, porque al final el cliente no obtendrá verdaderas conclusiones y será el principal perjudicado.

Por tanto, el tráfico directo es el tráfico directo y la señora Lola, pues eso, es la señora Lola.

Y como siempre, son líneas redactadas desde mi experiencia e investigación y curiosidad y mis ganas de aportar algo de contenido teórico a esta bitácora.

Buena semana amigos!

Anuncios

Acerca de Galo

Un tipo con incertidumbres y muchas ganas de conocer.
Esta entrada fue publicada en Marketing Digital y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Llámame Lola y no Tráfico Directo

  1. Yo añadiría como tráfico directo, muchos enlaces de Apps o accesos vía Códigos QR,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s